EL LÍQUIDO DE FRENOS, UN COMPONENTE ESENCIAL

El hecho de que un vehículo no presenta ninguna falla no significa que no debe realizar inspecciones continuamente, para conservar en óptimas condiciones el automóvil es importante darle mantenimiento preventivo para mejorar su rendimiento. El cambio del líquido de frenos es uno de los más importantes para asegurar la eficacia en el frenado.

El líquido de frenos cumple una función esencial en los automóviles, pues se encuentra en el sistema hidráulico y es el medio para trasladar la presión del frenado ejercida por el pedal, cabe destacar que siempre está funcionando a altas temperaturas y es importante que no llegue a un punto de ebullición ya que generaría burbujas de vapor creando corrosión y averiando el sistema de frenos, por ello es importante un producto adecuado que optimice su función.

 

El líquido de frenos marca Wagner es el complemento perfecto, pues excede las normas oficiales NOM-113-SCFI-1995, además por sus componentes de fabricación no se alteran sus propiedades a altas o bajas temperaturas, incluso puede soportar 205°C, por otro lado, cumple también la función de absorber humedad (higroscópico) brinda también protección a los componentes metálicos, mangueras y gomas.

 

Es recomendable remplazar el líquido de frenos cada dos años (para evitar y daño en los conductos) o bien cuando se haga el cambio de balatas para obtener un mejor funcionamiento.

Somos Partes de Todo.