Contaminación por humedad en los frenos

El constante calentamiento y enfriamiento que se presenta en los frenos permite que se condense la humedad en el sistema hidráulico de frenos. Esta humedad es absorbida por el líquido de frenos, por lo que después de un año, este líquido podría contener hasta un 2% de agua en un vehículo en condiciones normales de operación. Este porcentaje aumentaría a un 3% después del año y medio, y de 7% a 8% después de varios años. Bajo condiciones severas de operación o condiciones climáticas extremas estos porcentajes podrían aumentar considerablemente.

Por su parte, la contaminación del líquido de frenos por humedad disminuye su punto de ebullición, y de este modo incrementa la posibilidad de que se generen las bolsas de vapor en el sistema. De igual manera esta humedad afecta el desempeño del frenado y acelera la corrosión, disminuyendo la capacidad de frenado del sistema durante la operación.

A diferencia de un líquido, los vapores se comprimen, cuándo se ejerce presión sobre ellos, perdiendo efectividad del cilindro maestro de frenos hacia las los calipers y cilindros de rueda, que es necesaria para frenar el vehículo.

Esta pérdida de potencia en el frenado es conocida como “El Candado de Vapor” y se presenta cuando el líquido de frenos con alto contenido de humedad se calienta, forma vapores en los conductos del sistema y por consiguiente pierde su capacidad para transmitir la presión.

Debido a que el punto de ebullición depende de la calidad del líquido de frenos utilizado y de la contaminación a través del tiempo, la forma correcta de prevenir posibles problemas en el sistema de frenos es el reemplazo periódico del líquido de frenos de acuerdo con las siguientes recomendaciones y por supuesto utilizando un líquido de frenos de una calidad reconocida como Wagner:

  • El reemplazo completo de líquido de frenos es fundamental para un buen desempeño del sistema de frenos, se recomienda cada 2 años y 40000 kms .
  • Revisar el manual del vehículo para determinar cuál grado de DOT requiere el automóvil.
  • Nunca se debe reutilizar un líquido que fue extraído del sistema de frenos. ¡Deséchalo! Para enjuagar o limpiar el sistema utilice únicamente líquido de frenos. El cambio del líquido de frenos dependerá de:
    • Contaminación del líquido de frenos.
    • Condiciones de humedad de la región de uso de la unidad.
    • El estilo de manejo.
    • El estado del sistema de frenos