¿Qué problemas puede ocasionar un filtro de gasolina sucio?

Un filtro de gasolina sucio suele terminar por traducirse en diferentes tipos de averías mecánicas, llegando a impedir un correcto funcionamiento del motor del vehículo a mediano plazo.

Cuando el filtro de la gasolina se encuentra muy sucio o en malas condiciones, deja de filtrar el combustible correctamente, permitiendo el paso de partículas de suciedad a otros componentes como válvulas o inyectores.

Otra de los posibles efectos de la acumulación de suciedad en el filtro de combustible es su obstrucción, impidiendo que la gasolina penetre correctamente, dando como resultado el incorrecto funcionamiento del motor por falta de combustible.

Como se puede observar, el motor termina por verse afectado hasta incluso llegar a tener una avería irremediable. Por eso es importante que estés atento al estado del filtro y reaccionar a tiempo ante su posible obstrucción o deterioro.

¿Pero cómo te puedes dar cuenta de que el filtro de la gasolina no está funcionando correctamente antes de causar un daño mayor? A continuación, te compartimos algunos puntos que te ayudarán a identificarlo:

  • El automóvil tiende a pararse al bajar de revoluciones
  • Aumento de consumo de combustible.
  • El coche hace algún ruido extraño al ralentí o nada más arrancar.
  • Problemas de falta de aceleración y pérdida de rendimiento.
  • Ascensos y descensos de potencia inesperados.

 

Si observas que tu vehículo comienza a experimentar alguno de los puntos anteriores, te recomendamos que pases por el taller porque lo más probable es que se trate de una posible obstrucción o deterioro del filtro de gasolina.

#SomosPartesDeTodo