Relés automotrices

Los relés de uso automotriz disponen de 2 circuitos básicos:

  • Circuito que conecta el relé de encendido y apagado.
  • Circuito de corriente que pasa a través del relé una vez que este se encuentre activado.

 

Éste actúa como un interruptor que consiste de un encendido y apagado que sirve como un aislador, previene las demandas de alta potencia de ciertos accesorios que puedan dañar otros circuitos que no están diseñados para manejar cargas pesadas. Es un dispositivo que regula la carga o transmisión de voltaje hacía un punto determinado.

La colocación de un relé en el circuito permite que el interruptor de control real se pueda alimentar sólo de un pequeño nivel de carga que pasa por el circuito, es decir, que es un compensador que se activa mediante el interruptor de control principal. Se requieren relés en el rango de 30 amperios para los accesorios, tales como luces auxiliares de conducción, amplificadores del sistema de audio, ventiladores eléctricos, bombas de combustible eléctricas, bombas eléctricas de agua, etcétera.

El relé se encarga del balanceo de amperaje en el circuito, permitiendo que el conmutador de control simplemente active el relé de encendido y apagado, por otro lado, también puede ayudar a impulsar una señal en un tramo de tela metálica larga.

Un ejemplo es cuando un alambre se extiende desde la batería hasta el interruptor y del interruptor al accesorio, un largo alambre puede reducir la carga de poder que pueda tener el accesorio. También, puede ser posicionado para acortar la longitud del circuito de potencia, maximizando la potencia disponible al motor de accesorios.

#SomosPartesDeTodo